Publicado por Alejandra en Historias de amor
UN SUEÑO IRREPETIBLE Y MARAVILLOSO 
Tal vez te encuentres sentado, empezando a leer esto, son una bellas palabras que es mi deseo contar, es una breves historia de un sueño que al describirlo, lo vivo, lo siento y siento como si hubiese sido real, cuento lo que llevaré conmigo hasta el ultimo aliento, por que ese día fui tan feliz o es tanta felicidad que solo es posible en un mágico sueño, tal vez alguien mas lo haya vivido o experimentado tal vez nunca se ha contado, pero pareció haber sido tan real. 
Recuerdo cada detalle de ese sueño que no se olvida, empieza con una noche en la que yo llevaba un vestido y zapatillas negras, casualmente tengo un atuendo igual, tal vez lo soñé por tener el la misma prenda, el cual me gusta mucho y al vestírmelo siento tan hermoso, que cierro los ojos y me transporto aquel instante; porque siento lo que esa noche en mi sueño viví, esa misma noche bajaba corriendo las escaleras de casa, después que el timbre había sonado en dos ocasiones, me encontraba lista y al mismo tiempo algo nerviosa, pensando en lo que podría ocurrir esa noche tan esperada, recuerdo que al salir con el corazón al mil, sentía que se me salía de tan rápido que palpitaba, eran nervios o lo agitada que me encontraba al salir de casa, en aquel instante me di cuenta que me esperaba el ser mas maravilloso de la vida con sus brazos abiertos y la mirada mas hermosa que he visto en mi vida , tal vez era la manera en la que mi veía, su mirada estaba tan llena de magia, tan llena de amor, podría decir que me idolatraba, con solo mirarme, me pregunte si, a quien lee esto, alguna vez te ha pasado?, subimos a su auto en una noche hermosa, ligeramente fría, con el detalle que mientras conducía sus labios no podían decir muchas palabras, se notaba nervioso pero irradiaban sus ojos destellos de luz, un brillo excepcional, sus parpados se cerraban y se notaba que imaginaba momentos que estarían a punto de pasar, o tal vez pensaba en que decir ante mis ojos, llegamos a un lugar, donde estacionó el auto, inmediatamente me abrió la puerta, y me arrope un abrigo que llevaba en el brazo, entramos a un lugar donde servían bebidas y se sentía un ambiente de calma con música agradable, de algunos detalles en los muros que habían dejado los años atrás, no estábamos solos, había mas personas, pero al estar ahí con él sentada, parecía que todos los demás desaparecían, entonces pedimos algo de cenar pero verdaderamente no tenia hambre, y de verdad siempre tengo hambre, pero esa noche mi apetito no era de comida solo era de un inmenso y profundo amor que sentía mi agitado corazón, que en este momento de estarlo contando siento ese mismo amor que inunda todo mi ser, es un amor totalmente diferente a los que en alguna otra vez había sentido, un amor único. 
Esa noche la persona con la que estaba compartiendo aquel sueño me llenaba con sus palabras, me llenaba con sus presencia, no podía probar un solo bocado y al parecer el tampoco, aunque tal vez si sentía hambre, habiendo probado alimento del cual nos habían servido, pero fue suficiente no habiendo cenado mas que un poco de tan rico alimento, bebimos algunos tragos sin llegar a la embriaguez, sino a la calidez y temperatura perfecta que armonizaba el lugar, contaba con una luz tenue que denotaba intimidad, se respiraba una paz, una tranquilidad, repito había mas personas y el lugar se llenaba de risas sin embrago solo fue la primera impresión al haber entrado, después de todo aquello que pasábamos se dejo de escuchar y solo oía el timbre de su voz, solo escuchaba mi corazón, solo escuchaba lo que el me tenia de decir, se expresaba de una manera tal que a pesar de la música de ambiente, aquellos oídos míos se quedaron únicamente con imagen de sus labios, con la voz que yo deseaba escuchar, de pronto si dirigió a mi diciéndome que temblaba, y así era, lo había notado, pero al ir transcurriendo el tiempo me tomo de la mano y en ese momento mi mundo colapso, en ese instante sintiendo el mas grande y profundo amor que solo definitivo en un sueño se puede sentir. Siguió llenándome con sus dulces palabras, no podía probar mas alimento, eso era toda las palabras, lo que me inundaban, en un instante después de una breve pausa, me miro y dijo las palabras mas hermosas que pueden entrar a un corazón, dijo “TE AMO” y sello esas dulces palabras con un dulce y tierno beso, nuestros labios se fundieron en uno mismo y cuando cuento esto nuevamente cierro los ojos y en verdad creo sentir lo que aquella linda noche sentí en ese momento, continuo con un abrazo de la manera mas tierna que se puedan imaginar, hubo un instante en el que se puso de pie, por mi mente pasaron mil cosas, tal vez era incomodidad, nervios, no lo sabia, pero recuerdo perfectamente en la manera que se levanto de la silla de enfrente, camino y rodeo la mesa sin despegar un solo instante su mirada de la mía y se sentó detrás de mi, en esa ocasión yo me encontraba sentada en un sillón , y había espacio suficiente para el, así que se sentó detrás de mi, y me rodeo con sus brazos, wow si. mi mundo había colapsado minutos antes, en ese momento el con sus brazos me colocó en una vida paralela, me llevo a un mundo donde solo él existía y nadie más, por supuesto yo también dije que lo amaba, lo sentía y no podía callarlo, tampoco podía ocultarlo, no podía dejar de mirarlo, de admirarlo, porque esa noche el se veía guapo, me encanta solo de recordarlo, el hombre mas guapo, mas varonil, simplemente espectacular y sentirlo ahí junto a mi era la sensación mas rica, mas maravillosa, simplemente me sentí la mujer mas enamorada, me beso como en aquella películas donde el tiempo no pasa, donde todo solo es amor, me tenia abrazada y me buscaron nuevamente sus labios solo caí rendida a ese beso profundo y que me hacia vibrar	de la manera mas irracional, ahí en ese momento me hizo sentir amada, deseada, mimada, consentida, me hizo sentir que para el no había otra mujer mas especial que yo, me hizo pensar que no había nada ni nadie mas importante, eso solo el corazón te lo dicta, y el mío me lo acababa de decir, estaba tan al pendiente de mi que al dirigirme un instante al tocador, me acompaño y se mantuvo al pendiente de mi cada segundo, después de esa pausa no dejo de besarme, ahora se que los sueños solo duran unos pocos minutos, pero a mi me pareció haber estado por horas allí, nunca dejo de abrazarme, besarme y acariciarme y yo siempre correspondía con todo mi amor a cada beso, a cada abrazo, y cada caricia, en algún momento acaricio mi pierna, aquel vestido corto lo permitía y a mí eso me gustaba, complementaba lo anterior, sus manos, las tengo grabadas en la mente, tocan, acarician de una manera tal que quisiera salir nuevamente por aquellas escaleras corriendo y buscar ese hombre mágico que soñé, aquellos labios, dioosssss esos labios, pueden besar de una manera tan tierna y sensible que después de haberme llevado a un mundo de pasión, una pasión desbordante, acompañada siempre de una mirada la cual no me alcanzan las palabras para describir toda esa forma en la cual me miraba, porque nunca dejo de hacerlo, simplemente es magistral, nunca nadie me había besado así, nadie ha podido nunca entrar en lo mas profundo en mi alma porque solo existe todo esto en mi mente, en mis sueños, el es hombre de mis sueños. D.A.R.
Puntuación: 6,75/10
Votos recibidos: 4
Puntos recibidos: 27
Debes estar registrado para poder votar. Registrarse o Login


Fecha de publicación

Mes: Enero | Año: 2017
Premios

Esta publicación no ha obtenido ningún premio.
Comentarios
No hay comentarios.
Añadir comentario
Debes estar registrado para añadir comentarios. Registrarse o Login